El Gobierno de Filipinas comunicó oficialmente al Ejecutivo de Estados Unidos el fin del acuerdo de Defensa que entró en vigor en 1999, según ha anunciado el ministro de Asuntos Exteriores de Filipinas, Teodoro Locsin. El jefe de la diplomacia de Filipinas ha dicho que la comunicación del fin del Acuerdo de Fuerzas Visitantes (VFA) ha sido remitida a la Embajada de Estados Unidos en Manila. El VFA da cobertura legal a la entrada de tropas estadounidenses en Filipinas para la realización de ejercicios de entrenamiento conjuntos con las Fuerzas Armadas filipinas.
Es la primera vez que el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, recorta un acuerdo con Estados Unidos, país ante el que mantiene una postura crítica. Duterte amenazó por primera vez con poner fin al acuerdo de Defensa con Estados Unidos cuando el Gobierno estadounidense canceló los visados de turista del senador Ronald Dela Rosa, exjefe de la Policía. «Es el momento de confiar en nosotros mismos, reforzaremos nuestras propias defensas y no tendremos que depender de ningún otro país», ha declarado el presidente ante la anulación.
El pacto contempla su finalización mediante un aviso por escrito enviado por cualquiera de las dos partes firmantes, que entrará en vigor en 180 días. En un mensaje en su cuenta de Twitter, Locsin ha dicho que la Embajada de Estados Unidos ha recibido la comunicación de la finalización del pacto de Defensa. «Como cortesía diplomática no habrá más anuncios tras este hecho evidente», ha añadido el ministro de Asuntos Exteriores de Filipinas. La Embajada de Estados Unidos en Filipinas todavía no se ha pronunciado oficialmente sobre la finalización del pacto de Defensa.