DIRECTIVOS ADVIRTIERON QUE LOS PROBLEMAS EDILICIOS CONTINÚAN

La Escuela 750 suspendería las clases los días de frío por falta de calefacción


El Diario | Educacion | Politica | Puerto Madryn

Luego de que parte de la mampostería de la Escuela 750 “Leandro N. Alem” se desprendiera y cayera al vacío, se conoció que todavía prevalece la mayoría de las problemáticas edilicias que el establecimiento padece desde hace varios años.
Hacia fines del mes de enero, “cada tanto venían técnicos y personal a realizar arreglos en cerámicos”, reconoció la madre de un alumno que activamente participó de la ocupación pacífica y las manifestaciones a fines del año pasado en el edificio escolar.
Sin embargo, directivos de la escuela reconocieron, en diálogo con la prensa, que la situación continúa siendo la misma y que tampoco se realizó un mantenimiento en el sistema de calderas, indispensable para garantizar la cursada en días de bajas temperaturas.
Es que la calefacción es uno de los inconvenientes que la Escuela 750 arrastra desde hace años, y no estaría garantizada, ya que “no está funcionando ningún equipo”, de acuerdo a lo que indicaron desde la Dirección del colegio.
Esto conllevaría a que “los días de frío tengamos que suspender las clases”, agregaron, fundamentando que “solamente podrían utilizarse las aulas que cuenten con calorama”.
Como si se tratara da una paradoja, “durante la última inspección nos dijeron que la escuela estaba en condiciones óptimas y que se puede trabajar allí”, señalaron directivos, de cara a un 26 de febrero que todavía parece lejano; no sólo en términos de negociación salarial entre docentes, auxiliares y el Gobierno Provincial, sino también en materia de infraestructura, una deuda que continúa siendo postergada a pesar del reclamo de la comunidad educativa de Puerto Madryn.

Baños fuera de estado

Asimismo, otras escuelas como la 728 “Alfonsina Storni”, ubicada en la zona sur de la ciudad, todavía esperan por obras que habían sido comprometidas pero que, sin razón aparente, fueron interrumpidas.
Según información a la que accedió El Diario, en enero había iniciado la refacción de baños del edificio, los cuales se constituyeron como uno de los reclamos de la comunidad estudiantil durante la ocupación pacífica de la escuela, que duró alrededor de dos meses; no obstante, el pasado 5 de febrero la empresa encargada de llevar adelante las reparaciones dejó de concurrir, por lo que dichas tareas quedaron inconclusas y el establecimiento iniciaría las clases el próximo 26 de febrero con los sanitarios todavía fuera de estado.
Sobre el sistema eléctrico de la 728 también se habían comprometido arreglos, ya que los tableros que se encontraban instalados eran los originales, colocados cuando se fundó la escuela; en este caso, uno solo fue reparado pero todavía resta el tablero central, según se indicó.


COMENTARIOS

Comments are closed.