Más allá de las críticas a la gestión provincial, el cuerpo de Bomberos Voluntarios de Puerto Madryn sigue capacitándose en técnicas y prácticas necesarias para su trabajo diario, en este marco, el sábado pasado, la Brigada de Búsqueda y Rescate Urbano (USAR, Urban Search and Rescue, por sus siglas en inglés), perteneciente a la Asociación de Bomberos Voluntarios Puerto Madryn, realizó una práctica intensiva de inducción destinada al personal ingresante.
La práctica consistió en cumplir con las fases de seguridad generales y especificas en cuanto al equipamiento personal y en las operaciones que se llevan a cabo en el terreno. También se realizó el levantamiento y estabilización de una carga pesada mediante fuerza palanca y se trabajaron conocimientos básicos en cuanto al marcaje, que son referencias utilizadas para saber qué riesgos existen, qué brigada trabajó y/o trabaja desde su horario de inicio y finalización en un escenario de estructura colapsada, los trabajos realizados o a realizar.

Más capacitaciones

Otro módulo de la capacitación y ejercicio fue destinado en aplicar técnicas de búsqueda física: se utiliza un patrón de búsqueda para detectar dónde pueden encontrarse victimas atrapadas debajo de los escombros. Estas son situaciones que suceden ante un colapso estructural debido a un terremoto, falla edilicia, derrumbes, deslaves, explosión, entre otras.
Por último, se enseñó la manipulación de diversas herramientas eléctricas que son destinadas para el corte, rompimiento, penetración, que se utilizan para ingresar a una estructura colapsada debiendo afrontar ante cada situación problemas como la dureza de los materiales, la altura, desniveles, espesores, cortes específicos para el soporte mayor ante una carga pesada. Todas acciones que se realizan con el cuidado de saber que hay víctimas atrapadas, siendo necesario una cuidada intervención para poder liberarlas.
La mencionada práctica, que tuvo una duración de 9 horas, forma parte del cronograma de capacitación de la Brigada. Los módulos tuvieron una duración de 50 minutos cada uno. Esta especialidad requiere un gran trabajo de equipo, logística, coordinación, y la constante capacitación para estar acorde a las necesidades actuales que demanda la comunidad, por lo cual no es menor el fomento de camaradería y confianza grupal.