Según trascendió esta semana, el expediente para la designación de Néstor Castro como director de administración en la Dirección General de Rentas, habría recibido tratamiento express. Fuentes confiables afirman que hay malestar en la dependencia recaudadora porque en el pasado, Castro fue denunciado por usufructuar de viáticos para satisfacer su pasión futbolera y viajar a ver boca a cuanto partido fuera posible. Hay quienes afirman que Castro, sería íntimo amigo del contado Minnard. “Es como poner al zorro a cuidar las gallinas”, dijo un funcionario de Economía sobre el nombramiento.