En enero de 2019, cuatro andinistas murieron en el Fitz Roy y además se dio el récord de personas heridas. Una de las víctimas fatales fue el escalador de República Checa Thomas Kudrna (37), quien falleció por hipotermia.
En los primeros días de febrero de este año se retomó la búsqueda de Kudrna. Un grupo de rescatistas locales, que pagó la compañía de seguros que tenía el checo, logró rescatar el cuerpo del difícil lugar en el que estaba, colgando de una cuerda en la pared sureste del Fitz Roy.
El sábado pasado, el cadáver del escalador checo llegó al puesto sanitario de El Chaltén y se estaban finalizando los trámites legales y administrativos para iniciar el viaje de regreso a su país, para entregarlo a sus familiares, informó Ahora Calafate.
Este año no hubo que lamentar víctimas fatales en el cerro Fitz Roy. Sí se realizaron varios rescates, entre los que se destaca el operativo efectuado por una treintena de especialistas para socorrer a una turista holandesa (39) que se fracturó la tibia en la pierna izquierda.