CORONAVIRUS

Rusia prohíbe la entrada de ciudadanos chinos por el coronavirus


El gobierno ruso decidió este martes suspender la entrada de los ciudadanos chinos en el país debido al coronavirus. La decisión afecta a los viajes de negocios, estudios, turismo y laborales; es decir, básicamente todos los que no tengan un carácter especial o diplomático.
Rusia ya había cerrado las fronteras terrestres con China en un intento por contener la epidemia de Covid-19, que se ha cobrado la vida de 1.770 personas en el país vecino y ha infectado a más de 73.000 en todo el mundo. El veto entra en vigor el próximo jueves, 20 de febrero, y no afectará a los viajeros en tránsito. Otros países han impuesto restricciones de viaje y entradas, pero la decretada por Rusia es por ahora la medida más estricta.
El Ejecutivo ruso justificó la decisión expresando: “Debido al deterioro de la situación epidemiológica en China y la llegada continua de ciudadanos” de ese país a Rusia, según ha explicado la vice primera ministra Tatiana Golikova, encargada del dispositivo especial para estudiar y frenar el coronavirus. No ha precisado cuánto tiempo durará la suspensión, firmada por el primer ministro, Mijaíl Mishustin. Solo que es «temporal».
En 2019, 2,3 millones de ciudadanos chinos entraron en Rusia, según los datos del Servicio Fronterizo Federal ruso. De ellos, 1,5 millones llegaron para hacer turismo. Desde que Occidente impuso a Rusia sanciones por anexionarse la península ucrania de Crimea, en 2014, Moscú consolidó un giro hacia Asia, apostando por los negocios con el gigante asiático. El presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo chino, Xi Jinping, mantienen excelentes relaciones. Pero eso no ha impedido a Rusia —que ha ofrecido a Pekín sus expertos y medios científicos para combatir el virus— tomar una decisión drástica que puede, además, afectar a su economía, ya tocada por las sanciones y la caída del precio de los hidrocarburos.


COMENTARIOS

Comments are closed.

Notas Relacionadas
Las más leidas