CORONAVIRUS

Violentas jornadas de protesta en Grecia contra los campos de inmigrantes


Los habitantes de las islas griegas de Lesbos y Quíos permanecen en pie de guerra contra la construcción de nuevos campamentos de migrantes, lo que ha desembocado en violentos enfrentamientos con la policía antidisturbios que han provocado decenas de heridos. Un millar de personas se han concentrado de nuevo este jueves en el puerto de Mytilene, en la isla de Lesbos, liderados por asociaciones de comerciantes y sindicatos próximos al Partido Comunista. Los comercios aquí mantienen el cierre ante los disturbios de estos días. Esto sucede un día después de que se produjesen choques violentos entre manifestantes y fuerzas de seguridad en las dos islas, con un balance de más de 60 heridos, entre ellos, muchos policías.
Ahora mismo hay unos 40.750 migrantes repartidos por las cinco islas griegas (Lesbos, Samos, Quíos, Leros y Kos) donde deben tramitar sus peticiones de asilo, según datos de ACNUR. La mitad de quienes llegan proceden de Afganistán, seguidos de sirios. En Lesbos la situación es explosiva: el campo de refugiados de Moria alberga a unas 20.000 personas en tiendas de campaña y en unas pésimas condiciones de vida. El Gobierno griego prevé cerrar este año los actuales campos superpoblados de Lesbos, Samos y Quíos y trasladar a los migrantes a las nuevas construcciones.
En Lesbos, centenares de personas concentradas este miércoles en Mantamados, un pueblo cerca del lugar donde se construye el nuevo campo local, lanzaron piedras a la policía, que replicó con gases lacrimógenos, granadas de aturdimiento y disparos con balas de goma, según constató un fotógrafo de la AFP.


COMENTARIOS

Comments are closed.