CORONAVIRUS

Ataque fatal con cohetes a una base en Irak


Dos estadounidenses y una soldado británica murieron en un ataque con cohetes contra una base militar cercana a Bagdad, según anunció este jueves el portavoz de la coalición internacional en Irak. Se trata de la primera acción de este tipo que causa víctimas mortales desde que fuerzas norteamericanas asesinaran al general iraní Qasem Soleimani el pasado enero en respuesta a una agresión similar. Dado que Washington suele responsabilizar de esas operaciones a las milicias proiraníes que operan en Irak, el incidente corre el riesgo de reabrir las tensiones con el vecino Irán.
Un total de 18 cohetes Katyusha golpearon el miércoles por la noche la base de Taji, a 30 kilómetros al norte de Bagdad, según el comunicado militar, que no precisa si los muertos son soldados o contratistas. En el caso británico, la fallecida ha sido identificada como la cabo Brodie Gillon de 26 años. El ataque causó también 14 heridos, de los que seis están muy graves. Las fuerzas de seguridad iraquíes encontraron más tarde el camión desde el que presuntamente se dispararon los proyectiles en las proximidades del recinto. Allí están destacados soldados de una quincena de países miembros de la coalición antiyihadista liderada por Estados Unidos, incluidos 80 españoles, ninguno de los cuales ha resultado herido.
“Ha sido muy profesional. Dispararon desde cerca y con gran precisión”, indican fuentes diplomáticas europeas en Bagdad.
Se trata del 22º ataque de este tipo contra la presencia de EEUU en Irak desde octubre, según el recuento de la agencia France Presse. La semana pasada, varios proyectiles cayeron en las proximidades de la Embajada norteamericana en Bagdad, dentro de la Zona Verde. Nadie se ha responsabilizado nunca de los disparos de cohetes, pero los portavoces militares estadounidenses los atribuyen a milicias chiíes proiraníes.


COMENTARIOS

Comments are closed.