Una de las grandes preocupaciones en el ámbito de la Justicia, especialmente en el fuero familiar, era que con las restricciones sociales y la obligación de permanecer encerrados en las casas podrían aumentar exponencialmente los casos de violencia de género, como efectivamente pasó. En ese contexto, el Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad de la Nación lanzó una campaña en todo el país con el objetivo de proteger a las mujeres en esta vulnerable situación.
De esta forma, si se está pasando por una situación de violencia por motivos de género, cualquiera puede acercarse o llamar a la farmacia más cercana al domicilio y pedir un “barbijo rojo”, automáticamente se activará un protocolo de ayuda y se pondrán en contacto con la Línea 144.
En Chubut, esta campaña ya estaría funcionando a través de la adhesión a la misma del Ministerio de Desarrollo Social, Familia, Mujer y Juventud.
La campaña responde a la necesidad de brindar contención y acompañamiento por parte del Estado, frente a una situación de violencia. El aislamiento social y el encierro, entre otros factores, potencian al agresor y debilitan a la víctima de género.

Aumento de denuncias

En nuestro país, las denuncias por violencia de género en el contexto del aislamiento social preventivo y obligatorio han aumentado, Asimismo, en el transcurso de los primeros diez días de aislamiento se registraron doce femicidios en todo el país.
En Chubut, según se informó desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, se atendieron 14 casos desde que comenzó el aislamiento social y preventivo, brindando contención a través de la Dirección Provincial de Equidad y Género, dependiente de dicha cartera.