CORONAVIRUS

CONSEJOS DE LA OMS PARA PREPARARSE CONTRA EL CORONAVIRUS EN CASA

Cómo afrontar saludablemente la cuarentena


Si bien quedarse en casa es un medio de evitar infectarse con el COVID-19, se trata de una medida que interrumpe la vida tal y como lo conocíamos. Es natural sentirse estresado, ansioso, tener miedo y afligirse por la soledad. Por lo tanto, es esencial que durante el tiempo de encierro se cuide tanto la salud física como la mental.
En este marco, la Organización Mundial de la Salud (OMS) detalló que ayuda no solo a los gobiernos, sino también a los ciudadanos de todo el mundo, muchos de los cuales se encuentran en casa cumpliendo las medidas de aislamiento para detener la propagación del coronavirus COVID-19. En este sentido, aportaron una serie de recomendaciones con el objetivo de mantener la salud mental y el bienestar físico.

Desde casa

“Sabemos que, la vida está cambiando radicalmente para muchas personas. Mi familia no es una excepción: mi hija ahora toma sus clases en línea desde casa porque su escuela está cerrada. En estos momentos difíciles, es importante seguir cuidando la salud física y mental. No solo ayudará a largo plazo, sino que también contribuirá a combatir el COVID-19”, aseguró el doctor Tedros Adhanom Gebreyesus, director general de la Organización, durante una reciente rueda de prensa.
Por su parte, el director regional para Europa de la OMS ofreció una teleconferencia este jueves para abordar la cuestión de la salud mental y el bienestar. El doctor Hans Heri P. Kluge explicó que las medidas sin precedentes para ralentizar y frenar la transmisión del COVID-19 y rebajar la presión sobre nuestros sistemas de salud, tienen un coste social y económico elevado. La distancia física, el aislamiento, el cierre de colegios y de los centros de trabajo suponen un desafío, ya que impiden lo que nos gusta hacer, dónde queremos estar y con quién queremos estar.
“Es completamente natural para todos nosotros sentirnos estresados, sentir ansiedad, tener miedo y sentir la soledad durante este tiempo. La Organización Mundial de la Salud considera que la salud mental y el bienestar sufren importantes consecuencias por el COVID-19”, aseguró.
“En esta situación tenemos que mantenernos optimistas y sanos física y mentalmente, ya que será clave para nuestra resistencia psicológica en la superación de este desafío. Cada uno de nosotros pertenece a la comunidad. Está en nuestra naturaleza humana cuidarnos los unos a los otros mientras nosotros mismos buscamos el apoyo de otros”.
Los efectos del COVID-19 nos ofrecen una oportunidad para comprobar cómo están los otros, para hacer videoconferencias, para ser consciente y sensible a la salud mental de cada uno de nuestros seres queridos.
“Nuestras ansiedades y miedos no deben ser ignorados, sino reconocidos para entenderlos mejor como individuos, comunidades y gobiernos”, declaró Kluge

Recomendaciones a los ciudadanos

Tedros ofreció una serie de recomendaciones dirigidas a los ciudadanos de todo el mundo entre las que destacan:
– Establecer una dieta saludable y nutritiva, que ayude a su sistema inmunológico a funcionar correctamente
– Limitar el consumo de alcohol y evitar las bebidas azucaradas
– No fumar, porque puede aumentar el riesgo de desarrollar una enfermedad grave si se contrae el COVID-19
– Hacer ejercicio. La Organización Mundial de la Salud recomienda entre 30 y 150 minutos de actividad física para los adultos y una hora al día para los niños
– Si las medidas locales o nacionales lo permiten, salir a caminar, correr o viajar, y mantenerse a una distancia segura de los demás. Si no se puede salir de la casa, buscar un video de ejercicios en línea, bailar, practicar yoga o subir y bajar las escaleras
– Para el teletrabajo desde casa, se recomienda no sentarse en la misma posición durante largos períodos. Levantarse y tomarse un descanso de tres minutos cada media hora
– Cuidar la salud mental. Es normal sentirse estresado, confundido y asustado durante una crisis
– Apoyar a otras personas en la comunidad también puede ayudar
– Controlar el estado de los vecinos, familiares y amigos. La compasión sirve como medicina.
– Escuchar música, leer un libro o jugar también es bueno
– No leer o mirar demasiadas noticias si uno siente ansiedad y obtener información de fuentes fiables una o dos veces al día

Recomendaciones a los Gobiernos y otras instituciones

Por su parte, Kluge ofreció otras recomendaciones dirigidas más hacia Gobiernos y otras instituciones al señalar que es esencial que poder abordar los desafíos a la salud mental pública en los próximos meses en Europa y en el resto del mundo mediante:
– La distribución a tiempo de información comprensible y fiable dirigida hacia todo el mundo desde los más jóvenes a los más mayores
– El ofrecimiento de apoyo psicológico a los trabajadores que están al frente de la lucha contra el COVID-19 y las familias afectadas
– El cuidado y tratamiento de las personas con discapacidades mentales y psicosociales
– La protección de los derechos humanos, especialmente los derechos de quienes normalmente son ignorados o violados, incluidos los migrantes o las personas con discapacidad.


COMENTARIOS

Comments are closed.