LA MUJER OBTUVO UNA ORDEN DE RESTRICCIÓN Y BALEARON SU CASA

Denuncian a un policía por violación, hostigamiento y amenaza de muerte


El Diario | Comodoro | Judiciales

Marisol es una joven madre que teme por su vida y la de sus hijos, la responsabilidad sería de las autoridades que al parecer no han tomado verdadera dimensión sobre su denuncia por violación, hostigamiento y amenaza de muerte que le habría infringido un efectivo policial.
De acuerdo a la denuncia que Marisol hizo pública a través de su testimonio a Canal 9, todo comenzó cuando cursaba en la academia de Policía de Chubut en Comodoro Rivadavia, la que debió abandonar porque un superior comenzó a hostigarla y abusó sexualmente de ella. La joven madre afirma que oportunamente acusó a su agresor, y el resultado fue que el trato contra ella empeoró.

Teme por su vida

Las denuncias contra el sargento Adrián Carranza, no sólo fueron notificadas ante las autoridades de la academia, sino también en la Comisaría de la Mujer y en Fiscalía, donde finalmente se pidió una orden de restricción, que le fue otorgado por la jueza. Sin embargo, y a pesar del tiempo transcurrido, las amenazas contra Marisol han persistido durante los últimos meses, y su temor creció cuando el domingo último, su casa fue baleada, sin haberse identificado aún a los responsables.
Marisol teme por su vida, y no puede dejar de asociar el hecho delictivo que ocurrió en su vivienda con la persecución de la que afirma ha sido víctima todo este tiempo. “No quiero que me pase como a Fátima Acevedo, que la tenían a las vueltas y apareció muerta”, dice Marisol, quien teme convertirse en una víctima de femicidio.

Abusos, excesos y oscurantismo

En los últimos días efectivos de la Policía han sido denunciados por cometer excesos so pretexto del cumplimiento de la ley, en este caso el aislamiento obligatorio. Esta vez la acusación es más grave, no solo por la naturaleza del delito del que se acusa a Carranza, sino por la complicidad de otro efectivo policial para ocultar los abusos del primero, y más aún el aparente ocultamiento por parte de autoridades que miraron hacia otro lado mientras un delito se cometía ante sus narices.
Organizaciones feministas, advirtieron este martes sobre el peligro de estas prácticas de ocultamiento, se ve aumentado cuando el poder político también actúa irresponsablemente y protege con declaraciones rimbombantes el accionar policial, sin analizar primero los hechos que se denuncian. En ese sentido pusieron de ejemplo, el caso de los excesos de los que se acusó en estos días a efectivos policiales y que llegaron a manos de la Justicia; ya que el Ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni, inicialmente puso en duda la veracidad denuncias al afirmar que la Policía actuaba dentro de los parámetros establecidos por la ley. Sin embargo, y ante hechos de violencia registrados en video, el Ministro no tardó en intentar despegarse del accionar policial, al afirmar: “veo un maltrato completamente innecesario porque se puede llevar a una persona detenida tratándola con respeto; el policía debe ser educado”.
Ante estos recientes acontecimientos, e independientemente de la investigación que lleva adelante la Justicia en torno a la denuncia de Marisol Ramírez, diversos actores sociales se preguntan, qué tienen que decir las autoridades de la Policía y del Ministerio de Seguridad al respecto.


COMENTARIOS

Comments are closed.