Turistas de todo el mundo se mantienen a la espera de poder volver a sus hogares con la incertidumbre de no saber cómo, ni cuándo. La emergencia sanitaria del COVID-19, ha dejado a un millar de personas en todo el mundo, sin poder movilizarse, producto del cierre de fronteras en muchos países y cancelación de vuelos. A eso se le suma que muchos de ellos no cuentan con recursos económicos para pagar alojamiento, sin saber tampoco por cuánto tiempo lo necesitarán. Además, como en Argentina, muchos hoteles han cerrado sus puertas y no aceptan turistas extranjeros.

Argentinos varados por el mundo

Según las fuentes oficiales, los turistas argentinos que se encontraban en el exterior tenían tiempo hasta el lunes 16 de marzo inclusive para regresar al país, pero en Londres el vuelo de la empresa Norwegian fue cancelado dejando a de 300 argentinos varados e impedidos de poder hacerlo, en el marco del avance del coronavirus a nivel mundial, y sin respuesta a sus demandas.
Latam Argentina asegura que tiene 10.000 clientes argentinos varados en el exterior y que no tiene posibilidades de traerlos al país. Además, desde la empresa chilena afirman que esta crisis le genera un flujo de caja cero: básicamente, que se quedan sin dinero para llevar adelante la operación. La compañía, comunicó desde Chile que sus vuelos fueron recortados en un 70% y ofrece flexibilidad de programación de fecha sin costo alguno y la posibilidad de reprogramar sus pasajes hasta el 31 de diciembre, sin ningún costo adicional.
Pese a las medidas del gobierno para la repatriación de argentinos varados en el exterior, en el aeropuerto internacional de Miami todavía hay muchas personas sin respuesta a la espera de regresar al país. En Cuzco, Perú también hay argentinos varados tras el cierre de fronteras del país. Y a la llegada al aeropuerto de Ezeiza, muchos de ellos alegan que no contaron con apoyo del Consulado argentino.
Los casos se multiplican en todas las ciudades del mundo, como el de una mujer en Valencia, España, que fue a hacer una práctica pediátrica; asegura que ella tenía pasaje con Iberia, pero le cancelaron el vuelo y que en Aerolíneas Argentinas le dijeron que tenían dos vuelos para este jueves y dos el viernes para traer argentinos, pero que el valor de los pasajes, por un solo tramo, es de 120.000 pesos, porque ya se habían agotado los de 60.000. Por lo que sacó uno de Air Europa a Montevideo, pero Uruguay declaró a Argentina como país de riesgo. Y que tiene habitación hasta dentro de 10 días sin posibilidad de renovar y no hay posibilidad de hoteles; la única alternativa es acceder a alojamientos no autorizados, pero los estos subieron los precios de manera meteórica.
O la joven argentina en Cuzco, que está con una amiga, ambas dijeron que en Cancillería las derivaron a Aerolíneas Argentinas, pero que les fue imposible comunicarse con la empresa y que las opciones de vuelta son sólo de capitales. Hecho que se complica por la falta de transportes a estas ciudades desde el interior.

Peruanos y ecuatorianos varados en Cancún

Por el cierre de fronteras decretado por el gobierno de Perú, ante el COVID-19, un grupo de 400 pasajeros del país vecino, quedó varado en el Aeropuerto Internacional de Cancún.
Las aerolíneas Latam e Interjet con ruta Perú-Cancún-Perú suspendieron operaciones hacia Lima y Guayaquil, lo que ha impactado en esas personas.
El Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR), que opera el Aeropuerto Internacional de Cancún informó que hay una cifra incuantificable de pasajeros que tenían vuelos programados para mañana o en próximos días, y que deberán permanecer en el destino.

Gobierno de Chubut