Ocurrió en la zona oeste de Puerto Madryn. El nene tocó un alambre del cerco perimetral de un lote que está al lado de su casa. Fue trasladado al Hospital donde se confirmó que había fallecido.
El hecho ocurrió este jueves por la tarde en la zona oeste de la ciudad portuaria, en una vivienda ubicada en la calle Emilio Jorge entre España y Albarracín.
Allí, un nene de 11 años estaba en el patio de su casa y tocó un alambre del cerco perimetral de un lote ubicado al lado y sufrió una descarga eléctrica.
Rápidamente, la Policía montó un operativo y trasladó al menor al Hospital Andrés Ísola mientras uno de los efectivos le practicaba maniobras de RCP.
Minutos después, desde el nosocomio madrynense se informó que el nene había ingresado sin signos vitales. El menor fue identificado como Maximiliano Petrillán.
En tanto, las autoridades indicaron que el alambre del cerco estaba en contacto una caja de energía y por este motivo se encontraba electrificado. (Radio 3)