Frente al receso comercial que perjudica a toda la esfera terrestre declarada la pandemia del coronavirus, los distintos Estados debieron acelerar la creatividad y buscar herramientas financieras y económicas para amortiguar el impacto crítico del momento.
Enfocada en salvaguardar la salud de los ciudadanos, Argentina refrendó varios DNU para evitar la propagación del virus, pero generó recesión. Ante esto, los municipios adoptaron medidas ingeniosas para evitar se acentúe la ralentización del circuito económico.
El municipio de Rawson, tras un encuentro entre los jefes departamentales de la Secretaría de Hacienda, puso a disposición de los vecinos un mail y una línea de WhatsApp para que el contribuyente pague los impuestos y evite una compresión en las cuentas del Ejecutivo capitalino.
El pago online ya está habilitado. El fin es evitar el cúmulo de personas en la oficina de Rentas municipal para evitar que el brote del COVID-19 se expanda de manera acelerada, aunque en Chubut no existan casos positivos, hasta el momento.
“La mecánica, en primera instancia, es que tomen contacto a través del número telefónico (280) 4412070, o al correo electrónico: hacienda@rawson.gov.ar, dando su nombre y el impuesto que desean abonar. Nosotros le contestaremos con el importe e informándole la cuenta donde debe realizar la transferencia electrónica del dinero. Hecho esto, nuevamente nos escriben con la foto o la constancia de la transferencia, y así podremos descargar el impuesto y extenderle el comprobante de pago”, explicó el titular de las finanzas capitalinas, Martín Sterner.
Vía redes sociales, el municipio ya dio a conocer la herramienta para que el vecino se vaya familiarizando. “Es una modalidad de pago a distancia para que los contribuyentes de Rawson sigan estando al día con sus impuestos y permitan que la Municipalidad continúe ofreciendo los servicios esenciales necesarios ante esta situación compleja a nivel mundial”.
El funcionario insistió en que “no es un mecanismo ideal, pero a conciencia del momento, nos posibilita sostener el cobro de impuestos”.
Sterner señaló que “es importante que el vecino siga pagando porque permite que la Municipalidad funcione, y preste los servicios para la contingencia y la profilaxis del virus”. Por ejemplo, “la fumigación, desinfección y la recolección de residuos, tiene que ver con que se puedan pagar los sueldos, y para ello hay que cobrar impuestos”.
“Seguimos apostando a mantener y reconstruir la relación entre los ciudadanos y la Municipalidad, tanto en el cumplimiento de sus obligaciones, como la prestación de los servicios que debe realizar el Estado”, dijo el funcionario municipal.