Con el objetivo de combatir las noticias falsas, conocidas como “fake news”, que si bien desde hace un tiempo es un flagelo constante contra la información veraz, en estos últimos días se han hecho casi un problema sanitario, desde el Centro Nacional Patagónico (Cenpat) de Puerto Madryn comenzaron un ciclo de charlas virtuales con científicos para promover, en el marco de la cuarentena, la reflexión y el análisis sobre la pandemia del COVID-19.
En este caso, dialogaron con Elena Barbieri, investigadora asistente del Centro para el Estudio de Sistemas Marinos (CESIMAR-CONICET), es especialista en la determinación de patógenos virales en diferentes organismos marinos.
¿Qué es un virus?, ¿cuál es el comportamiento del coronavirus?, ¿cómo se puede reemplazar el alcohol en gel de manera efectiva, con elementos que tenemos en nuestros hogares?, preguntas que sólo un especialista puede responder.
En este sentido, Barbieri explica que “un virus es un agente infeccioso, muy chiquitito, microscópico que solo puede multiplicarse dentro de las células de cualquier organismo. Los virus más pequeños y simples, únicamente están constituidos por ácido nucleico y proteínas. El ácido nucleico es el genoma viral. Ahí está toda la información del virus. Está ubicado al interior de la partícula y puede ser de ADN o de ARN. Los virus pueden infectar cualquier tipo de organismos: desde bacterias hasta plantas y animales.

¿Qué particularidades tiene el coronavirus con respecto a otros virus?

Los coronavirus son principalmente virus respiratorios. Por esta razón comienzan infectando la garganta pero pueden ingresar al organismo a través de los ojos la boca o la nariz. Cuando ingresan se sujetan al fondo de la mucosa del fondo de la nariz y la garganta a través de las proteínas en forma de corona que sobresalen de la superficie del virus. Una vez dentro de nuestro organismo al igual que otros virus, comienzan a darle la orden a la célula de producir más virus y esta es la forma que tienen de multiplicarse, ya que al ser un organismo infeccioso, microscópico, a-celular, solo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos. Cada virus puede crear entre 10 mil y 100 mil réplicas y una vez que estas copias están listas, salen destruyendo la célula donde se originaron y comienzan a infectar otras células aledañas. Todo esto ocurre y nuestro cuerpo al darse cuenta que el virus se reproduce, genera una respuesta inflamatoria para tratar de combatirlo. Ahí es donde empezamos a sentir dolor de cuerpo, de garganta, nariz tapada. Ese es el reflejo que nuestro organismo tiene como defensa.

Entonces este virus se comporta de forma diferente a otros virus

Si. Es altamente transmitible e infeccioso. Este nuevo coronavirus se transmite incluso en personas que no tienen síntomas. Al principio la Organización Mundial de la Salud, había establecido una tasa de contagio de entre dos y tres personas. Luego con la evidencia recolectada desde la migración del virus a otros países, se ha establecido que una persona puede infectar a 16. De todas maneras, esto es un aprendizaje de día a día. Incluso para controlar la epidemia, la tasa de contagio tiene que disminuir por debajo de 1 y no hay estudios suficientes para decir cómo puede lograrse. Por eso lo más efectivo es el aislamiento. Hay que quedarse en la casa para que no haya transmisión entre personas.
Es un virus con genoma de ARN que ingresa a las células de la mucosa, en un caso ideal, se reproduce, cursa la enfermedad y luego desaparece. A diferencia de los virus de ADN, como por ejemplo los herpes virus que permanecen en latencia dentro del organismo. Si las personas se aíslan y el virus cursa la enfermedad de manera ideal podemos disminuir los contagios y no tener tanto impacto. Es importante mencionar que el virus que comenzó en China, tiene algunas diferencias con el virus que se está disipando en Italia y en Europa y con el que está llegando a América. Esas pequeñas diferencias todavía no las conocemos.

Ante la falta de alcohol en gel en góndolas y farmacias y la necesidad de quedarse dentro de los hogares, ¿algunos productos que tenemos en nuestras casas sirven para descontaminar nuestro cuerpo?

Este es un virus medianamente grande mide un poquito más de 200 nanómetros. Su estructura lo hace una partícula pesada. Al estornudar, el virus no puede desplazarse muy lejos. A lo sumo un metro, un metro y medio. Por eso es importante mantener distancia entre las personas. Lo malo es que la estructura del virus le permite permanecer más tiempo sobre ciertas superficies. Si nosotros necesitamos salir de casa y vamos tocando todo. Al regresar hay que lavarse las manos muchas veces y con jabón. Es preferible el jabón, el detergente al alcohol en gel. Un frasquito con una solución de detergente, jabón, con agua, es muy efectivo porque la estructura del virus se desorganiza con el jabón. Lo deja inactivo. Es muy importante lavarse las manos con jabón y agua, mucha agua. (Fuente: Cenpat)