CORONAVIRUS

TENÍA QUE COMENZAR A PRINCIPIOS DE MARZO, PERO INICIARÍA A MEDIADOS DE AÑO

Suspenden juicio al abogado Romero


Los abogados del abogado Oscar Romero, preso desde abril de 2019 en la Alcaidía por “tentativa de homicidio” en el marco de un confuso episodio, recusaron a dos de los jueces del tribunal colegiado que lo llevaría a proceso, por sospechas de “parcialidad”.
De este modo, el juicio que comenzaría esta semana, ahora no tiene fecha de inicio.
El hecho por el que el ex presidente del Colegio de Abogados de Trelew tuvo lugar durante la noche del martes 17 de abril, en una tapicería de la avenida Hipólito Yrigoyen al 1.000, en la zona sur de la localidad del Valle; allí, Romero mantuvo una aparente discusión con un tapicero, luego de lo que extrajo de entre sus prendas una pistola 11.25 con la que le disparó al sujeto, hiriéndolo de un balazo en la espalda, según los hechos narrados por la Fiscalía. Luego, en un presunto forcejeo, el abogado fue herido en la cara con un destornillador.

Sin fecha

El juicio iba a comenzar el pasado 5 de marzo, pero la Defensa de Romero recusó a dos de los integrantes del tribunal fundamentando que tienen una parcialidad manifiesta, que no van a ser “jueces neutrales” y que Romero con ellos iría hacia una condena inminente, al menos de siete años que fue lo solicitado por la Fiscalía.
Los magistrados recusados son Mirta del Valle Moreno y Marcelo Nieto Di Biasse, y el tribunal se completa con la jueza Gladys Olavarria, sobre la cual no ha habido ningún pedido de apartamiento ni objeción.
Ahora, la Justicia deberá resolver los pedidos de recusación, en medio de una compleja situación que atraviesa la provincia y con parte de los estamentos públicos parcialmente paralizados o con retención de servicios; en este orden, el juicio podría comenzar antes de mediados de año, a pesar de no haber al momento una fecha cierta.

Huelga de hambre

Durante el ataque, el arma que la Policía incautó en la escena tenía colocado un silenciador fabricado de manera casera, pero Romero adujo desde un principio que pertenecía al tapicero y no a él. La parte acusadora impulsó la calificación de “tentativa de homicidio” para el letrado, que hasta febrero llevó adelante una huelga de hambre, en reclamo por las presuntas condiciones “inhumanas” en las que permanecía detenido.
Asimismo, al abogado le negaron varias veces los pedidos de sus abogados defensores, entre ellos salir de la cárcel para trabajar o ser beneficiado con prisión domiciliaria y tobillera electrónica.


COMENTARIOS

Comments are closed.