La argentina Camila Morrone (22) se mudó con sus padres a Los Ángeles de chiquita. Creció y se convirtió en la novia de la megaestrella de Hollywood Leo Di Caprio (45).

Su mayor mérito como mujer no es ese, precisamente. Aunque pueda ser motivo de envia de muchas. La chica es una top model de las más top. Trabaja usualmente para las mejores revistas de moda. Madera no le falta: es hija de la reconocida modelo argentina Lucila Polak. Quizá la tenés más por haber sido novia de Al Pacino, dado que se fue hace mucho del país. Lucila fue de gran influencia en los comienzos de Camila.

Y el gran Al, seguro le dió una mano para iniciar la segunda pasión de la aun señorita: la actuación. Su incipiente carrera ya muestra un par de logros. Trabajó con James Franco en «Bukowski» y con Bruce Willis en «Death wish» («Deseo de muerte»). Pavada de comienzo.

¿Se casan «de apuro»?
Como decían las comadres del pueblo, parece que Camila y Leo están esperando familia. Y que el casamiento sería pronto. Tal como lo consignan varios medios de Estados Unidos. ¿Tendremos otra argentina casada con un famoso internacional? Será cusetión de esperar un tiempo más para saberlo. Seguro que hasta que no pase la pandemia de coronavirus, no habrá festejo, al menos.