CORONAVIRUS

DESDE QUE COMENZÓ EL AÑO HUBO UN CRIMEN POR DÍA CONTRA MUJERES

Violentos femicidios ensombrecen el Día de la Mujer en Argentina


A horas de conmemorarse el Día Internacional de la Mujer, el Observatorio de las violencias de género “Ahora que sí nos ven” aseguró que en lo que va del año se cometieron 63 femicidios en el país, lo que implica que una mujer fue asesinada cada 23 horas.
Este domingo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, aunque en la actualidad hay poco para festejar. El número que más alarma y preocupa es el que hace referencia a los femicidios, caratula que se les pone a los homicidios contra mujeres por la mera condición de ser mujer. Sucede que desde hace largos años que esta realidad comenzó a visibilizarse de otra manera, por lo que actualmente se pueden elaborar estadísticas al respecto, las cuales seguramente sean inferiores a los datos reales que quedan sin conocerse.
Vale recordar que antes, no hace mucho tiempo, a los crímenes contra las mujeres se los catalogaba como “crímenes pasionales”, aunque en la actualidad se ha logrado que los mismos lleven el título de femicidios.

Uno por día

La alarmante realidad, que tiene como víctimas a las mujeres, no parece cesar, pese a que ya es un tema de discusión desde hace varios años y que hay un conocimiento más profundo de la realidad por parte de muchos sectores de la sociedad. No obstante, cada año mueren en Argentina muchas mujeres que son víctimas de femicidios.
2020 es un año en el que esto puede verse con notoriedad, ya que entre enero y febrero pasaron 60 días, mientras que la cantidad de femicidios en el mismo plazo temporal ascendió a 63, lo que significa que, en promedio, en Argentina se asesinó a una mujer por día por el solo hecho de ser mujer.

Causas y consecuencias

Al respecto, un informe elaborado por el observatorio Ahora que si nos ven precisó que de estos 63 casos, 57 correspondieron a femicidios íntimos de mujeres, mientras que tres estuvieron vinculados a mujeres y niñas y los otros tres restantes vinculados a hombres y niños.
En cuanto al detalle de los dos primeros meses del corriente año, resulta que en enero se dieron 34 casos, mientras que en febrero sucedieron 29. Otro de los datos destacables es el lugar físico en donde se ejecutan estos crímenes, ya que resulta que el 59% de los casos se da en la vivienda de la víctima; 27% en la vía pública; solo un 2% en la vivienda del agresor; mientras que el otro 12% restante se divide en otros sitios.

Vínculo con el agresor

La relación que hay entre víctima y victimario también es un dato que permite da luz a la preocupante situación, ya que la mayoría de los crímenes se comete por parte de personas con quien existía una relación personal o con quien en algún momento hubo cierto afecto.
De hecho, según Ahora que si nos ven, sólo el 1% de los femicidios son perpetrados por desconocidos. En contrapartida, el 49% son las parejas; el 17%, ex parejas; el 5%, familiares; mientras que del 28% restante no hay datos específicos en cuanto al vínculo con el agresor.
Los hijos de las víctimas también sufren una consecuencia irreparable al perder a sus madres. En lo que va del año, ya son 88 los niños o niñas que se quedaron sin sus mamás porque las mismas fueron asesinadas. En este contexto, resulta importante recordar que en Argentina ya está vigente la Ley Brisa, norma que prevé que en los casos de femicidios se les otorgue una reparación económica a los hijos de las víctimas.
Específicamente, la norma Nº 27.452 crea un régimen para los chicos, chicas y adolescentes cuyos padres sean procesados o condenados por el femicidio de sus madres. Esto se produjo luego de que familiares de las víctimas que se hacen cargo de los hijos de sus parientes realicen reiterados reclamos hacia el Gobierno Nacional para obtener algún subsidio económico.

Alcance de la normativa

Ahora, pese a que aún no hay cifras oficiales sobre la cantidad de beneficiarios, se estima que son más de 3.000 los chicos que perdieron a sus madres en Argentina y que tienen a sus padres presos por el asesinato. La reparación, que comienza a regir desde el momento en el que se procesa al femicida, consiste un haber jubilatorio mínimo mensual, con sus incrementos móviles. El mismo está destinado a menores de 21 años o personas mayores de esta edad con discapacidad, el cual también es retroactivo al momento de la comisión del crimen, aunque el delito se hubiera desarrollado con anterioridad a la sanción de la norma.
Asimismo, esta reparación no tiene un efecto indemnizatorio, ya que la misma se extingue cuando los hijos de las víctimas cumplen los 21 años. Además, la percepción del subsidio económico también deja de producirse con el sobreseimiento o absolución del progenitor procesado. Igualmente, en este último caso, la autoridad no podrá reclamar la devolución de los montos percibidos con anterioridad.
En tanto, hasta los 18 años, los niños o adolescentes percibirán la reparación a través de sus tutores, mientras que entre los 18 y 21 años lo cobrarán de manera directa.
Vale aclarar que el organismo encargado de aplicar e instrumentar la ley será la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF) y los pagos estarán a cargo de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSeS). Además, se creó una comisión de seguimiento, para controlar que los pagos se efectúen, que estará integrada por representantes de los dos organismos mencionados anteriormente y del Instituto Nacional de las Mujeres (INAM).

Disparador de la ley

El hecho que sirvió como puntapié para el proyecto de la Ley Brisa, que entró en vigencia a fines de 2018, fue un femicidio que se desarrolló en la provincia de Buenos Aires. Puntualmente, hace referencia al caso de Brisa Barrionuevo, una niña de tres años que sufrió la pérdida de su madre en el 2014, quien fue asesinada a golpes y luego su cadáver fue arrojado a un río dentro de una bolsa por su marido, que actualmente está detenido. En estos momentos, la menor en cuestión vive en la localidad bonaerense de Moreno junto a su abuelo materno, su tía y sus dos hermanos.

En Chubut ya se registró un femicidio en 2020

Chubut no escapa a esta realidad, y durante 2019 hubo casi una decena de casos registrados en todo el territorio provincial, aunque muchos seguramente no obtuvieron esta carátula, como también sucede a nivel nacional.
En tanto, en lo que va de 2020 ya hubo un caso confirmado, recordando que a mediados de febrero una mujer de 37 años fue asesinada en su vivienda en la localidad de Sarmiento. Por este crimen, su propio marido fue quien se entregó ante las autoridades policiales.
La mujer era oriunda de Chepes, localidad de la provincia de La Rioja, quien fue víctima de un crimen que habría sido perpetrado por quien entonces era su marido. El hombre fue quien se entregó, confesando que minutos antes había cometido el acto. “Se me fue la mano con mi mujer”, habría dicho. Como consecuencia de esto, efectivos de la Policía se acercaron al domicilio en cuestión, donde encontraron el cuerpo de la víctima ya sin vida.


COMENTARIOS

Comments are closed.