En el Ministerio Público Fiscal de Chubut, se radicó una denuncia por la presunta existencia de excesos policiales en la Comisaría de Paso del Sapo, todas registradas en el marco de los controles de cuarentena.
El abogado Daniel Sandoval aseguró que existió una serie de hechos que si bien se enmarcan en los decretos que ponen límites al normal funcionamiento de las comunidades en el marco de la emergencia sanitaria, tendrían un carácter abusivo. Y responsabiliza al jefe de la comisaría. Ahora la Fiscalía deberá analizar si hay elementos suficientes para avanzar con la investigación.
En el primer caso, Sandoval detalló que uno de los hechos, es la detención del chofer de la ambulancia de la localidad, quien se movilizaba en su vehículo, pero al ser detectado en la calle en un momento que chequeaba un desperfecto mecánico, fue detenido. Señaló que con esto se puso en riesgo la salud de los ciudadanos porque impedían el desplazamiento si hubiese ocurrido alguna demanda de atención en la sala de primeros auxilios.
Asimismo, el letrado denunció que la policía realizó ingresos a varias viviendas sin las correspondientes autorizaciones judiciales, y en ese marco detuvo a trabajadores rurales. Y aclaró que se trata de un “abuso de las facultades otorgadas en la función policial como a través de los decretos de la situación de emergencia, tanto provincial como nacional”. (Adn Sur)