SON PARA REFORZAR LA ASISTENCIA A LA POBLACIÓN “SIN OBRA SOCIAL”

Nación transfiere $3.600 millones extras a las provincias


El Ministerio de Salud de la Nación transfirió en marzo 1.447 millones de pesos adicionales a las provincias y en abril prevé hacerlo por unos 2.200 millones más, como parte de las políticas sanitarias de impacto para optimizar la capacidad de respuesta del sector público de salud argentino ante la pandemia de coronavirus (Covid-19).
De este modo, en total, los fondos para afrontar la pandemia que serán enviados a las distintas jurisdicciones alcanzará los 17.800 millones de pesos, que serán administrados por las provincias para la compra de equipamiento e insumos, contratación de recursos humanos y capacitación y financiamiento de prestaciones de salud, especialmente destinadas a la población sin obra social.
También las provincias contarán con el acceso a la oferta de todos los servicios de salud que se brindan en el sistema público nacional, se resaltó desde la cartera sanitaria.
El secretario de Equidad en Salud, Martín Sabignoso, afirmó al respecto que el ministerio pretende darle una «mayor accesibilidad a los servicios, con equidad y presencia del Estado para garantizar que las respuestas en materia de salud lleguen en tiempo y forma”.
El funcionario nacional explicó que con esta inyección económica, a través de los programas nacionales Sumar, Proteger, Redes y Salud Familiar y Comunitaria, la intención es continuar “preparándonos para cuidar a los argentinos y argentinas más vulnerables que son quienes más nos necesitan en este contexto de emergencia”.
También se prevé la utilización de los recursos para la implementación de sistemas de atención remota y la gestión de consultas a distancia por telefonía y videoconferencia, durante las 24 horas, a personas que realicen consultas sobre COVID-19.
En detalle, el programa Sumar brinda cobertura a la población materno-infantil, niños/as y adolescentes de 6 a 19 años y a las mujeres y hombres hasta los 64 años sin cobertura social.
El programa Proteger, en tanto, brinda apoyo financiero del Banco Mundial para profundizar el alcance en prevención, en la mejora de los cuidados de las personas con enfermedades crónicas no transmisibles y en la promoción de conductas y entornos más saludables para toda la población.
El proyecto Redes, por su parte, tiene por objetivo el fortalecimiento del modelo de atención basado en Atención Primaria de la Salud (APS), a través de la creación y consolidación de las redes provinciales de servicios de salud.
El Programa Nacional de Salud Familiar y Comunitaria (PSFyC) es uno de los instrumentos operativos para implementar y expandir la estrategia de salud familiar y comunitaria a nivel territorial que tiene como propósito fortalecer la atención primaria de la salud. (Fuente: BAE)


COMENTARIOS

Comments are closed.