Revisaron situación de persona en arresto domiciliario


El Diario | Breves

En una audiencia desarrollada con la modalidad que implica utilizar el sistema virtual de videoconferencia con el fin de preservar el desenvolvimiento de la cuarentena y el aislamiento social se revisó la situación de Rubén Darío Uribe, quien se encontraba bajo medida de arresto domiciliario con tobillera electrónica pero que fuera aprehendido por personal de la Seccional Segunda en un sector del barrio Tiro Federal de Trelew, a dos cuadras del domicilio donde se había verificado su ausencia.

Según el funcionario de fiscalía Rubén Kholer, la medida que debe cumplir Uribe se debe al hecho ocurrido el 1 de noviembre de 2019 en la calle Belgrano, por lo que el Ministerio Público Fiscal lo acusó de “robo tentado” el pasado 26 de diciembre. Fue así que se le impuso la medida mencionada y el pasado 6 de abril, el imputado fue hallado fuera de su domicilio en horas de la madrugada.

La defensora Romina Rowlands expresó que su defendido ya lleva cinco meses en prisión preventiva y que, en caso de ser condenado, estaría cumplida la pena que le podría caber. Contrariamente, el funcionario de Fiscalía consideró que el individuo debería ser alojado en algún centro de detención, aduciendo riesgos procesales y el tipo de falta cometida, y atendiendo también a que tiene antecedentes condenatorios y que no se está sometiendo a proceso.

Finalmente, el juez César Zaratiegui resolvió que, atento el tiempo que lleva Uribe cumpliendo la medida, podría quedar en libertad una vez condenado. También, tuvo en cuenta que en este contexto de pandemia no resulta útil que una persona de afuera ingrese a los establecimientos carcelarios, al no resultar necesario para cautelar el debido proceso, por lo cual ordenó la continuidad del arresto domiciliario con la aplicación de la tobillera electrónica.


COMENTARIOS

Comments are closed.