El intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, encabezó el izamiento del Pabellón Nacional en el Monumento a los Héroes de Malvinas, conjuntamente con el titular de la Dirección Municipal de Veteranos de Malvinas, ex combatiente Daniel Belmar.
Al respecto, el Jefe Municipal expresó que “no hay palabras ni discursos que puedan alcanzar estos gestos de la gente de Madryn. Las banderas argentinas flameando en cada balcón, en cada barrio, en los frentes de las casas representan el mejor homenaje, el más cálido recuerdo a quienes hace 38 años libraron una guerra desigual en potencia bélica pero que sin embargo no alcanzó para derrotar el patriotismo de nuestros soldados”, al referirse a la respuesta de la comunidad madrynense a la propuesta que él mismo convocó, para homenajear a los héroes de Malvinas desde sus casas, en estos tiempos de pandemia, de angustia para la ciudad, para Argentina y para el mundo.

Mantener viva la memoria

“Buscamos una manera distinta adaptada a las tremendas circunstancias que nos han desviado del camino de nuestra vida cotidiana. Una manera que, pese a todo, mantenga viva la memoria, que el recuerdo y el reconocimiento no se rinda ante esta triste realidad. Por eso honramos a nuestros héroes de la guerra de 1982 desde nuestras casas y desde nuestros corazones”, sostuvo Sastre. El municipio de Puerto Madryn puso en marcha diferentes propuestas para recordar un nuevo aniversario del desembarco de las tropas argentinas en las Islas Malvinas, en que por otra parte se conmemora el “Día del Veterano y de los Caídos” en la gesta. Invitó a los habitantes de la ciudad a colocar una bandera argentina en sus casas. También a participar desde el hogar del izamiento del Pabellón Nacional ubicado en el Monumento que se erige en el frente costero norte de la ciudad y que fue presidido por el intendente en compañía de dos excombatientes sobre las 10 de la mañana del jueves, donde se entonó el Himno Nacional Argentino coordinado con todas las emisoras AM y FM de la ciudad.

“La respuesta nos emociona”

Además, el Intendente invitó a la comunidad a grabar la Marcha de Malvinas y enviar un video a un WhatsApp del Municipio y a otras direcciones de las redes sociales que fueron difundidas. “La respuesta de la gente nos emociona. Como madrynenses, como argentinos. Madryn tiene una historia con la guerra de Malvinas y la guerra tiene una historia con Madryn. Basta con recordar la llegada de los soldados tras la gesta, en lo que se conoció como “el día que Madryn se quedó sin pan” y en el que quedó demostrada la solidaridad de este pueblo para quienes habían peleado por esas islas lejanas en la distancia pero cercana en el sentimiento. El pueblo de la ciudad echó a la flota de Estados Unidos que quiso reabastecerse en nuestro puerto. Ese fue el “Madrynazo”. Nada borrará aquellos gestos de nuestro pueblo como jamás se borrará el valor de nuestros soldados”, sostuvo el intendente.

La otra guerra

Sastre quiso llegar también a aquellos “que vivieron la otra guerra. La de esperar a su ser querido en su casa. Al que despidió un día cuando salió para defender la tierra que nos pertenece y en muchos de los casos nunca volvió. Por eso, aquel último beso de las madres, el último abrazo de un hermano, la última caricia de una novia debe ser homenajeada hoy de la misma manera. Ellos, lo que se quedaron aquí también son héroes. Y para ellos que pueden verlo y vivirlo es que levantamos nuestra bandera, la que nunca será arriada, la que seguirá flameando como el mejor homenaje a los que pelearon por nuestra soberanía”.