CORONAVIRUS

ESTÁ PROHIBIDA LA EXTRACCIÓN DE BIVALVOS Y GASTERÓPODOS EN TODO CHUBUT

Una Semana Santa con marea roja


En vísperas de Semana Santa, en donde se registra un incremento en el consumo de pescados y mariscos, desde la Secretaría de Pesca del Chubut recordaron a la población que continúa vigente la veda para la extracción de moluscos bivalvos y gasterópodos en todo el ámbito de la provincia.
En este sentido, aclararon que esta medida se mantendrá vigente hasta que culmine el plazo del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y en virtud de los resultados que se obtengan de los estudios para la determinación de toxinas efectuados en el marco de los Programas de Prevención y Control de Marea Roja y de Clasificación de Zonas.
Es importante destacar que, las infracciones a la medida establecida mediante disposición N° 06/2020- SsP-SP, serán sancionadas en el marco de la normativa pesquera vigente, pudiendo incluso llegar a la suspensión de los permisos de pesca o de la renovación de los permisos de pesca artesanal.
“En virtud de lo expuesto, el organismo pesquero provincial solicita a la población en su conjunto, se abstenga de extraer y/o adquirir de fuentes no autorizadas, moluscos bivalvos y gasterópodos, en virtud del potencial riesgo que significa su consumo para la salud humana”, señalaron.

Recomendaciones

Pero fuera de los bivalvos, las recetas propias de esta época también contienen pescados y mariscos, por lo que recordaron algunas recomendaciones básicas para adquirir y manipular estos alimentos, destinadas a consumidores, comerciantes y transportistas.
En ese orden, “es fundamental adquirir los productos de la pesca sólo en comercios habilitados para tal fin, que cumplimenten con las temperaturas exigidas de cámaras y freezers, higiene del local y certificados de amparo sanitario emitidos por el SENASA. Además, los pescados y mariscos en exposición y en estado fresco, deben estar con abundante hielo en escama”.
Por otra parte, se deben evitar “los productos que, por su aspecto o aroma, le resulten desagradables; y los pescados y mariscos congelados no deben presentar signos de escarcha o cristales de hielo en el envase”.
Asimismo, indicaron que “el pescado enfriado debe tener las branquias rojas, las escamas bien adheridas al cuerpo y brillantes, y su carne debe ser firme, de forma tal que no ceda a la presión del dedo; mientras que los ojos del pescado fresco entero deben ser brillantes y los pescados en conserva enlatados sólo deben ser comprados si las latas no presentan abolladuras, están hinchadas u oxidadas, sin dejar de constatar los rótulos de procedencia y la fecha de vencimiento”.
Por otra parte, “los crustáceos menores, como los camarones y langostinos, en ningún caso deben presentar manchas negras, olor desagradable o desprendimiento entre cabeza y tronco; los calamares deben presentar una piel lisa, suave y húmeda, sin manchas sanguinolentas o extrañas a la especie, con ojos brillantes y salientes; y los mejillones enteros frescos u otros moluscos bivalvos deben tener las valvas cerradas”.
Por último, se sugiere “separar los pescados y mariscos crudos de los alimentos listos para consumir; conservar el pescado de uno a dos días en la parte más fría de la heladera y hasta 3 meses en el freezer; y, una vez descongelados, no volver a congelar”.


COMENTARIOS

Comments are closed.